lunes, abril 04, 2016

Jean-Jacques Rousseau

Le hincarías el diente a alguien inteligente, muy inteligente, que tuvo como pareja a una mujer analfabeta, costurera, con la que tuvo cinco hijos, cada uno de los cuales al poco de nacer instruyó fueran puestos en orfanatos donde entiendo todos murieron ?
Difícil. Pero las cosas que pensó este tipo, no dejaron de atraparme por lo innovativas para el momento y por lo vigentes aún, me parecen a mi.

Rousseau
Fue gravitante en un hecho como la revolución francesa e incluso para la independencia de EEUU de poco antes, esa serie de colonias en la costa atlántica de lo que es hoy EEUU.
He aprendido mucho sobre la revolución francesa, hecho que me parece muy importante en la historia reciente, como que en esa época las mujeres no eran educadas, eran mantenidas analfabetas, aprendiendo solamente las labores de la casa en casa.
Si hasta principios de los 1900, en Inglaterra, hombres cultos como los padres de la Virginia Woolf, no la mandaron al colegio, ni a ella ni a su hermana, porque era lo que se estilaba. Ella llego a ser la escritora que fue, porque en su casa se reunía un famoso grupo de intelectuales, con sus hermanos, donde ella de puro escuchar, participar y hurgar, se instruyó a si misma.

Jean-Jacques Rousseau dice que todo empezó cuando a un hombre se le ocurrió demarcar un territorio y decir "este terreno es mio", no puedes entrar aquí y todo lo que se produzca aquí es mio. Y los demás le dijeron "bueno", incluso no haciendo nada al respecto.
Un día el conjunto de los terratenientes se agruparon e idearon maneras más sofisticadas de proteger sus bienes, creando el Estado, el ejercito y la policía, los impuestos y las leyes. Leyes que instauraban la propiedad privada como un derecho, que a todos nos interesaba y que debíamos honrar y proteger.

Rousseau desenmascara todo esto y propone legislaciones o formas de legislar alternativas. Es el pueblo, la suma de todos los ciudadanos (tema que sufriría muchas modificaciones con el tiempo), los que legítimamente debían establecer sus propias leyes y ordenanzas.
De aquí arrancan muchas ideologías del más diverso tipo, algunas con resultados desastrosos.

Rousseau tiene un muy buen concepto del hombre primitivo, natural. Sus principales motivaciones eran sobrevivir y sentir compasión por los que sufrían.
Piensa que la civilización, lo corrompe y todas las ciencias y las artes, no hacen más que esconder los grilletes de las cadenas que lo esclavizan al vivir en la sociedad civilizada. Dice que son solo los vicios humanos los que alientan el desarrollo de líneas de conocimiento como:

  • La geometría para alimentar la codicia, del que se ha apropiado de terrenos que ha declarado su propiedad privada
  • La injusticia alimentó el desarrollo de la jurisprudencia
  • Sin tiranos, guerras ni conspiradores, dice Rousseau, no habría estudio de la historia
la toma de la Bastilla; 14 julio 1789
Las ideas, las leyes, incluso las enseñanzas de la iglesia, siempre muy cercana al poder, van instalando una cultura en el cerebro, que es una manera muy ingeniosa de esclavizar, oprimir y en definitiva gobernar.
Hoy lo veo como la instalación de un sistema operativo mental, en donde se encuentran todas las creencias y posturas de sentido común, que no han sido sometidas al escrutinio lúcido y autónomo de los individuos. Y por ello muchas veces, sino la mayoría, operan como los grilletes inconscientes que restringen nuestro operar en la vida.

Un sistema que instala tempranamente el sistema operativo de la cultura y luego te mantiene ignorante, introduce en tu mente después lo que quiera y desde ahí nos tienen consumistas, endeudados. dóciles y trabajólicos hasta exprimir todo espacio de tu propia vida.
Antiguamente, señala Rousseau, los gobernantes hablaban de virtudes y moral, en cambio hoy, hablan mayoritariamente de temas económicos. Que pasó ?

De tanto convivir en la cercanía unos de otros en la ciudades, dejamos de atenernos a nuestro quehacer y vida personal, y nos hemos abocado a atender cómo los demás nos ven y quedar bien desde esa perspectiva. De ahí la falsedad, la hipocresía, el lujo y la ambición de bienes que de verdad no necesitamos. 

Por todo lo anterior, pienso que el legado de Rousseau, es buscar en la cultura, en la forma de sistema operativo instalado en nuestro cerebro o mente, el origen de nuestros males. Y para poder saber que hacer ahí, necesitamos mucho desarrollo y cultura. O volver a lo natural y silvestre ?

Referencias:
Darin McNabb, profesor de filosofía de la universidad de Veracruz de México
Curso de Moderinismo y postmodernismo, de la universidad de Wesleyan; cuatro videos en el de Rousseau

No hay comentarios.:

Publicar un comentario